Colangiografía Percutánea

Su médico tratante le ha solicitado una Colangiografía Percutánea o Transparietohepatica?

Este es un procedimiento diagnóstico que permite obtener imágenes o «fotografías»  de rayos X de los conductos biliares en su hígado. Las razones para hacerlo dependen de sus molestias o de la información que se requiere para planear un tratamiento en su caso particular.

Este es un procedimiento invasivo, lo cual significa que se necesita de una intervención para completar este examen, y que existen  algunos riesgos relacionados con el procedimiento. Por esto, se habrán analizado  las alternativas disponibles para estudiar su caso antes de decidir hacerle  una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA.

Se necesita su Consentimiento

No es posible garantizar que el procedimiento será exitoso. Por  los riesgos implícitos en el procedimiento de COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA, usted deberá firmar un Consentimiento informado en el que autoriza dicho procedimiento.

SEÑORA: SI USTED PIENSA QUE PUEDE ESTAR EMBARAZADA, POR FAVOR HÁGANOSLO SABER. PUEDE SER NECESARIO POSPONER SU PROCEDIMIENTO.

Antes del Procedimiento

Antes de programar su procedimiento, se habrá revisado su caso y se le explicará paso a paso su  COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA. Es común hacer algunos exámenes de laboratorio antes de hacer la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA. También   puede ser necesario cambiar o suspender  algunos de los medicamentos que usted usualmente toma, indicaciones que le serán dadas oportunamente. La COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA se prefiere hacer luego de un ayuno de por  lo menos  seis horas.

En la gran mayoría de los casos, la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA  se hace para guiar un procedimiento de drenaje biliar u otros procedimientos requeridos en la vía biliar, como la dilatación de obstrucciones o colangioplastia, la extracción percutánea de cálculos, o el paso de guías para procedimientos que se hacen mediante endoscopia. En general, este procedimiento se hace con loca y con anestesia general o con sedación profunda asistida por un anestesiólogo, especialmente cuando se van a hacer otros procedimientos adicionales a la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA. Para asegurar su comodidad durante el procedimiento, contamos con diferentes medicamentos sedantes y analgésicos que ayudarán a que no sienta dolor o ansiedad durante su COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA.

Durante el Procedimiento

Para la administración de líquidos y medicamentos, le será canalizada una vena. Se necesita una técnica estéril, es decir, un lavado del área a intervenir, que después es cubierta con campos quirúrgicos, de tela o de papel. Se le pedirá que mantenga sus manos alejadas o por debajo de los campos durante el procedimiento. Se hará un control periódico de sus signos vitales,  y se le puede pedir su colaboración para que sostenga la respiración o para que  adopte alguna posición especial. Es normal que usted escuche los ruidos que producen los equipos mientras se hacen las «fotografías» de rayos X necesarias para su estudio. Es importante que evite los movimientos en ese momento, para no tener que repetirlas.

¿Cómo es una Colangiografía Percutánea?

Para poder «fotografiar» sus conductos biliares, es necesario inyectarles una sustancia conocida como medio de contraste. Esto se logra puncionando directamente los conductos a través del hígado, con una aguja delgada diseñada para tal fin.

El sitio de punción más común es su costado derecho, en donde se encuentra su hígado. Los conductos biliares pueden ser muy delgados, por lo cual es posible que sea necesario hacer más de un intento para lograr  puncionarlos. Una vez que la aguja se localiza dentro de uno de estos conductos, se inyecta medio de contraste y se toman las imágenes.

Posibles complicaciones del Procedimiento

La COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA puede asociarse a complicaciones, inherentes a la técnica, al uso de sustancias como los medios de contraste, o a la manipulación de agujas. Las complicaciones específicas para la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA, que son de baja frecuencia,  incluyen las

  • Reacción adversa al medio de contraste.
  • Infección: Es común que los conductos biliares se encuentren dilatados cuando se va a hacer una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA. En ese caso, puede haber infección de la bilis, la cual  puede agravarse por el procedimiento, y diseminarse a otros órganos. Una infección de la bilis puede ser una complicación grave, que puede requerir de manejo en una Unidad de Cuidados intensivos. Por ello, es común que se usen antibióticos antes de una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA o de otros procedimientos biliares, como los que suelen seguir luego de ésta. Las complicaciones infecciosas son más comunes cuando  la bilis ya se encuentra infectada antes de iniciar  el procedimiento. Si se identifica esta complicación, es posible iniciar su tratamiento en forma  inmediata.
  • Dolor: Además de la anestesia local para el control del dolor en el sitio de punción, para evitar que durante la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA sienta dolor, el procedimiento se hace con la asistencia de un especialista en anestesiología, que cuenta con diferentes medicamentos sedantes y analgésicos que se ajustan a las necesidades de cada paciente.
  • Hemorragia: La COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA implica el paso de agujas a través del hígado. Aunque las agujas usadas son muy delgadas, se pueden puncionar vasos sanguíneos dentro del hígado que podrían causar hemorragia. Sólo excepcionalmente se producirá hemorragia grave durante una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA, pero esta complicación se aumenta si se van a hacer otros procedimientos adicionales en los conductos biliares, como suele ser el caso. Excepcionalmente, será necesario recurrir a un procedimiento adicional de radiología intervencionista o de cirugía para corregirla. Lo usual es que no se presente sangrado importante durante una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA.
  • Punción de órganos: Es posible puncionar órganos internos en forma accidental.  Debido a que se  utilizan agujas muy delgadas, esto no suele tener consecuencias importantes.

Además de la hemorragia o infección, la salida de bilis hacia el abdomen son potenciales complicaciones que pueden requerir de tratamientos adicionales,  ya sea mediante cirugía o con la inserción de tubos.

Despues del Procedimiento

Es importante que durante las primeras horas luego del procedimiento se mantenga en reposo, para disminuir las posibilidades de sangrado.

Como se mencionó, es posible que su COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA sea parte de un procedimiento más complejo, por lo cual se hace en pacientes hospitalizados o que quedan hospitalizados después del procedimiento. Por el uso de sedantes o de anestesia general, es común que inicialmente pase a una sala de recuperación anestésica y luego a su habitación. También es posible que, en el caso de presentarse signos de infección, tenga que pasar un tiempo en una Unidad de Cuidados Intensivos luego de la COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA.

En los pocos casos en los que sólo se haga una COLANGIOGRAFÍA PERCUTÁNEA, se podría hacer de manera ambulatoria, lo cual significa que luego de un breve  período de observación, usted podría irse a su casa. Como se le habrán administrado sedantes, no podrá conducir un automóvil, por lo cual se le pedirá que traiga compañía para ayudarle.

Los resultados del estudio serán discutidos con su médico tratante, o remitidos junto con sus imágenes mediante un informe escrito que usted podrá reclamar en el Departamento, usualmente dentro de las 24 horas siguientes a su examen.

Su médico tratante determinará si usted puede restablecer su dieta luego del procedimiento.